Presencialidad Escolar: Una pulseada contra la vida, a favor del lucro privado

El Gobernador de Santa Fe, el domingo 2 de mayo después de las 21hs, oficializó el anuncio de suspensión de clases presenciales.

Esta larga dilación del anuncio, según el Ministro de Gobierno Sukerman, fue porque estuvieron hasta último momento negociando con el gobierno nacional para no suspenderlas. 

“Hicimos los esfuerzos máximos hasta última hora para tratar de mantener la presencialidad en las escuelas (…).  Desde que se conocieron las restricciones, durante todo el sábado y domingo trabajamos en poder mover esa situación para que Rosario y San Lorenzo pudieran tener otra categoría y mantener la presencialidad” (La Capital 03/05)

Con toda esta puesta en escena, el gobierno provincial pretende despegarse del Nacional que por ahora parece cargar con este costo político. Pero al mismo tiempo saben que mantener la presencialidad en las escuelas está llevando al colapso a todo el sistema de salud.

Gobiernos para el lucro, no para defender la vida

Mientras se difundía el video del gobernador Perotti anunciando la suspensión, llegaba a los whatsapp de los docentes la “circular 7” del Ministerio de Educación. La circular pretende centralmente que los docentes sigamos cumpliendo horario en los establecimientos, para afirmar que “las escuelas siguen abiertas”. Esto al margen de generar bronca entre la docencia que vuelve a quedar como “las maestras vagas que las tiene que obligar a ir a trabajar”, es un maquillaje para ocultar que al suspender la presencialidad, el gobierno no puede garantizar el derecho a la educación de la mayoría de la población. Es que ya va más de un año de pandemia y no ha invertido en conexión a internet en las escuelas, ni dispositivos, ni ningún tipo de conexión en una parte importante de los barrios a los que no llega el servicio o las familias no pueden pagarlo. Tampoco en mantenimiento edilicio, así lo atestiguan escuelas sin agua, o sin gas, la falta de arreglos, etc. Perotti dice que las escuelas están en condiciones sin embargo “Según los números recién publicados por la administración santafesina al 30 de septiembre pasado, el gobierno provincial usó 620 millones de pesos cuando tenía un presupuesto asignado de $6.593 millones para invertir en “Gastos de Capital”.”, o sea gasto en mantenimiento e infraestructura.(Rosario3, 03/02/21)

Por otro lado, tanta resistencia a suspender las clases tiene que ver con la presión del sector privado de la educación. Este sector representaría el 40% de la oferta educativa en la ciudad de Rosario. Según La Capital “En Rosario, 4 de cada 10 chicos del total de la matrícula educativa concurren a colegios privados. Entre todos los niveles, son 103.723 mil alumnos en unos 322 establecimientos.”  Y agrega que“Las escuelas que figuran con ciento por ciento de aporte estatal en el sueldo de los docentes son 9 de cada 10, y los topes de las cuotas se definen en función del salario docente.” (La Capital, 14/03/21)

De aquí podemos comenzar a dimensionar que las medidas de suspensión, que beneficiarían al conjunto de la población, interfieren en un negocio que mueve varios millones. Detrás de ese discurso en defensa de la educación y el “futuro”, se esconde la mezquina lucha por preservar los intereses de un puñado de empresarios de la educación y también la educación confesional.  En esa línea la FAERA (Federación de Asociaciones Religiosas de Argentina) enfatiza la necesidad de declarar la educación como actividad esencial, y salió enérgicamente a enfrentar el DNU de nación de suspensión de las clases presenciales en el Amba.

O sea, el gobierno espera hasta que la situación comienza a desbordar  -lo que significa muertes innecesarias y altísimos niveles de contagio- para afectar parcialmente los intereses capitalistas. En este caso particular los intereses de la educación privada y confesional, a pesar que reciben, suculentos subsidios, que llegan en Rosario al 24% del presupuesto en el 2020. “La enseñanza privada se queda con el 24 por ciento del presupuesto del Ministerio de Educación de Santa Fe. Para esos establecimientos (sin incluir comedores y copa de leche), el presupuesto anual es de 15.700 millones, con una ejecución acumulada a julio de 9.114 millones. Para comedores escolares de establecimientos privados, el crédito presupuestario es de 231 millones (incluye 50 millones por covid-19)…” (La capital, 03/09/20)

La CD de Amsafe Rosario va a la cola del gobierno y la celeste

You might be thinking that what cholesterol actually is? Well cholesterol is a waxy substance that aids in constructing and viagra no prescription http://robertrobb.com/on-tax-reform-liberals-win-round-one/ maintaining membranes and producing sex along with steroids hormones. As soon as inventors identified cialis pills wholesale the underlying benefits of these, laboratories around the world began to produce diverse solutions of these. So share with your doctor if you suffer from this problem and refuse to let it go best generic viagra robertrobb.com un treated you may want to look into the website and see what it is you will read it. It’s just a plea for someone who thinks life is turning into a bit frustrating. cialis generika

El pasado miércoles 28 de abril la Comisión Directiva de Amsafe Rosario, convocó a un plenario abierto de delegados. La participación fue reducida, no más de 120 conectados. Pero lo llamativo fue que cuando finalizó la lista de oradores, después de casi 3 hs, la comisión directiva no permitió que las mociones se voten en las escuelas.

Esto tiene una explicación política, su propuesta no era hacer paro o alguna medida tendiente a llevar a la acción concreta el reclamo de no presencialidad. A pesar de que nosotros proponemos que las asambleas sean presenciales y por escuela, para que la discusión sea en la base, la directiva cerró la reunión, silenciando micrófonos, dando por aprobada su propuesta. Es que no quería quedar defendiendo frente a la base docente una moción de “concentración” para la semana siguiente, contra una moción de paro en defensa de la salud de la comunidad.

O sea, por no querer sacar los pies del plato de su apoyo al gobierno nacional y su seguidismo a la Celeste, los dirigentes “opositores” de Amsafe Rosario terminan abandonando la principal bandera que levantaban frente a la burocracia Celeste, eso de que “en Rosario deciden las bases”.

Por una dirección clasista

Necesitamos organizarnos para luchar por una dirección clasista para nuestro gremio. Esta dirección ya cruzó hace tiempo la línea, y ahora a cada paso va quedando al desnudo su carácter burocrático y capitulador ante la política criminal del gobierno.

Los docentes podríamos aprovechar esta compulsiva convocatoria a cumplir horario para realizar asambleas por escuela, que voten la exigencia de paro reclamando que las clases sean virtuales hasta que esté vacunada la mayoría de la población, continuidad de todas las licencias por art 500, desdoblamiento de cursos para garantizar el trabajo de todos los reemplazantes. Que la plata del Estado vaya a la educación pública, no a sostener la especulación privada y confesional. Inversión en internet y dispositivos en todos los barrios para garantizar la educación virtual hasta poder retomar la presencialidad.

Docentes del PCO 3/5/21

Leave a Reply