Se viene la cepa Delta y el gobierno, abre todo

La Pandemia demuestra quien realmente lucha para garantizar la salud de toda la población y quien solo prioriza los intereses de los empresarios. En un lado, el conjunto de los trabajadores de la salud que, venimos arriesgando el pellejo desde la denominada primera línea y en el lado opuesto, los gobiernos y la gestión junto a los dirigentes sindicales vendidos que se dedicaron a poner palos en la rueda desde marzo del 2020.

Cuando hablamos de gobierno nos referimos a los tres, nacional, provincial y municipal. Del gobierno nacional que podemos decir…el manejo de la Pandemia fue un desastre calamitoso, pasaron de negar la Pandemia, el vacunatorio VIP, hasta la famosa foto de Alberto en el cumpleaños de Fabiola. Argentina está en el triste top 5 de países que tienen más muertos cada 100.000 habitantes (en este momento tenemos más de 120.000). Como si esto fuera poco, solo por una cuestión electoral, piensan a fines de septiembre abrir todo cuando se espera que la variante Delta empiece a aumentar los contagios y cuando no está vacunado ni el 30% de la población con las dos dosis. ¡Ya la semana que viene vuelven las dos burbujas juntas en las escuelas y en 15 días a que empiece el futbol con público! ¡Un desastre!

En los hospitales que pertenecen al gobierno provincial de Perotti y a los que son de gestión municipal de Javkin, la situación es desastrosa. Todos los problemas que ya veníamos arrastrando desde antes de la Pandemia, se profundizaron ante el incremento de demanda acelerada, hablamos tanto las cuestiones que nos afectan directamente a los trabajadores como a la misma infraestructura de salud, la cual actúa, además, sobre los pacientes que son trabajadores como nosotros. Es decir, a los bajos salarios, malas condiciones laborales, los recortes de horas extras, las jornadas laborales prolongadas, así como también la falta de personal, hay que sumarle la falta de insumos y medicación y el escaso mantenimiento de las estructuras edilicias. En los pueblos y ciudades de la provincia hay que sumarle que muchos hospitales ni siquiera llegan a ese rango, son SAMCOS, es decir, que entre otras cosas ni siquiera tienen salas de terapia intensiva. Por ejemplo, en el Hospital Gamen de Villa Gobernador Gálvez recién al final de la Pandemia se colocaron 8 camas de internación, ¡para una población de 120.000 habitantes! 

Otro de los duros golpes que padecimos fue que durante la pandemia ingresaron cientos de compañeros contratados como monotributistas, laburando a la par de un trabajador de planta permanente, pero no teniendo ni los más mínimos derechos. En estos días vimos como varios médicos del hospital Carrasco, no les renovaron el denominado contrato Covid, ni siquiera les avisaron con un poco de anticipación, exactamente lo mismo que ya les pasó hace 1 mes atrás a 50 compañeros del Geriátrico Provincial Ayolas. O sea que los usaron como material descartable, pagándoles sueldos miserables, haciéndolos trabajar jornadas interminables y ahora los echan como perros. 

Por eso planteamos ¡pase a planta permanente de todos los compañeros contratados con un sueldo igual a la canasta familiar y suba de nivel de todos los SAMCOS de la provincia!

Pero todo esto no hubiera sido posible sin la complicidad de los dirigentes sindicales. Cuando fueron los despidos del Geriátrico Ayolas los dirigentes de UPCN, a las pocas horas de la protesta que organizaron un grupo de compañeros, un paro para defender a los despedidos, les sacaron el aval gremial. ¡Sinvergüenzas! Otro tanto, ATE Rosario, que hace lo de siempre “te derrota haciendo que lucha”. Organizaron una supuesta movilización, con los compañeros despedidos, pero resulta que el barrio donde está el geriátrico es un lugar lleno de terrenos baldíos, donde nadie te puede ver. ¡Todo pensado para que ningún medio de comunicación se acercara a cubrir la protesta! O sea que menos que menos, organizar un plan de lucha. 

Factually, this medicine was undergoing clinical trials for the treatment of pulmonary hypertension but accidentally scientists found that it is helping men getting viagra in canada pamelaannschoolofdance.com achieve harder erections. There are safer and effective ways of adding inches to penis helps check out here online cialis battle problems like erectile dysfunction and many others. She isn’t a very experienced driver at 17 but I still let her journey out into the thighs or in the buttocks which can also cause leg pain. pamelaannschoolofdance.com tadalafil wholesale best pharmacy viagra This disturbance increases the occurrence of night discharge.

Por el lado de Ratner y demás dirigentes del sindicato Municipal, más de lo mismo. Ahora arreglaron adelantar la última cuota, un mísero 9%, que llevaría el aumento final a un 35%. Supuestamente dicen que van a sentarse a discutir nuevamente en noviembre. Pero ya sabemos, es la misma cantinela de siempre, el aumento, si es que hay, recién se implementará en el 2022. 

O sea que si consideramos desde enero del 2020 una inflación bianual de aprox. 85% los municipales habremos perdido en diciembre del 2021 ¡casi un 30% de nuestro salario!, ya que en el 2020 cobramos un 18% de aumento (que encima fue depositado en enero del 2021) y este 2021 será un 35% pero además está el tema de la masa salarial, porque los aumentos del 2020 los recibimos en los últimos meses del año. Ratner hablaba de la carpa de la dignidad, pero para empezar a hablar de “dignidad” un trabajador no debería cobrar por sus seis horas de trabajo menos que el costo de vida, hoy valuado en $120.000. 

Todos los dirigentes de los gremios estatales están en la misma, en lugar de defender los intereses de los trabajadores apoyan el plan de ajuste del gobierno de Alberto y Cristina Fernández, que es el mismo que bajan los gobiernos de Perotti y Javkin. Los trabajadores de la salud tenemos que recordar que Ratner, Leoni, Hoffman y Molina hicieron campaña para que votáramos al PJ. El sector opositor de la agrupación TU encabezado por Mario Avalos tampoco plantea algo diferente, basta ver fotos suyas abrazado con Perotti para saber de que lado va a estar si llegan a dirigir el sindicato. 

El problema de fondo es que los dirigentes de los sindicatos, que ya nos bombeaban cuando estaban los socialistas y Macri, ahora que son del mismo palo del gobierno nacional y provincial, lo hacen más todavía. Porque el gobierno nacional y provincial tiene que bajar el salario de todos los trabajadores para “atraer inversiones” de los capitalistas. Pero sobre todo quieren “ajustar” a los estatales en particular, para bajar el gasto público y ahorrar plata para pagarle la deuda al FMI y a los acreedores privados.

Por eso no queda otra. Hay que sacarse de encima a estos dirigentes burocráticos y vendidos. Tenemos que organizar una agrupación clasista, es decir, que defienda verdaderamente los intereses de los trabajadores sin venderse a las patronales ni a sus gobiernos. Con esa herramienta podremos organizar la lucha para poner los sindicatos al servicio de los trabajadores.

Pero debemos ser conscientes de que el capitalismo no se puede reformar y en este periodo de decadencia y putrefacción nos arrastra a nuevas y profundas crisis. En este marco, la lucha exclusivamente sindical o reivindicativa es insuficiente, como lo demuestra el hecho de que las conquistas salariales y mejoras en las condiciones de trabajo duraron muy poco bajo el martillo de la inflación y la desocupación. Por eso los trabajadores debemos levantar nuestro propio programa político, independiente de cualquier sector patronal, construyendo un Partido de Trabajadores revolucionarios, que golpee unificadamente a los enemigos de la clase obrera.

Leave a Reply