Gran lucha de los trabajadores de la salud de Neuquén

Comenzaba marzo, y como en gran parte del país, las distintas burocracias sindicales se aprestaban a cerrar las negociaciones paritarias dentro de los parámetros establecidos por el gobierno, que significan en los hechos un duro ajuste salarial frente a la inflación. La crisis económica no da margen a demagogias, y la política salarial propuesta por el gobierno nacional fue de un techo del 32 al 35% de aumento promedio.

En la provincia de Neuquén, Carlos Quintriqueo, secretario general de Ate, enrolado en la CTA de los Trabajadores, salía de la negociación con un acta de un mísero aumento del 15% para los estatales de la provincia. Y fue a refrendar ese papelito en “sus asambleas” controladas.

Pero en los hospitales no le fue tan bien. Los trabajadores de salud, después de un largo 2020 sin ningún aumento salarial, con el esfuerzo redoblado que significa trabajar en medio de la pandemia, no iban a aceptar esa suma insignificante, que no llega ni a los talones de la inflación.

De manera “autoconvocada” se organizaron, rechazaron el aumento y lanzaron lo que está siendo un Huelga histórica que lleva al día de hoy 60 días y 19 días de cortes de ruta, con lo que no solo impiden la circulación del transporte de cargas, sino en particular afecta al transporte y provisión de combustible de los yacimientos de Vaca Muerta. Más de 10 localidades con piquetes y asambleas marcaron el ritmo del conflicto. Afectar esos puntos neurálgicos por donde circulan las ganancias de las empresas petroleras y otras, fue lo que obligó al gobierno -después de casi un mes de ignorarlos- a tener que “negociar” con los autoconvocados de salud. 

La burocracia maniobra constantemente para reventar la lucha

Durante los primeros días de paro de los autoconvocados, la burocracia de Ate cerró filas con el gobierno. Denunciando que este “grupo” era minoritario y compuesto por “organizaciones políticas” que usaban a algunos trabajadores de salud. Y que los trabajadores mayoritariamente ya habían aprobado la propuesta salarial. Nefasto. 

Pero no fue sólo Quintriqueo, la dirección de Aten (gremio docente) tomando ese discurso terminó planteando su “apoyo el justo reclamo de salud”, pero pidiendo que se respeten las instituciones gremiales, reclamando un “dialogo” entre el gobierno y el gremio. O sea reclamando que sea esta burocracia cuestionada y repudiada ampliamente en los hospitales y piquetes la que se sentara con el gobierno a representarlos.  Estos dirigentes, terminaron haciendo un acto en Casa de Gobierno con este lamentable papel. Entre ellos también se encontraba Luis Tiscornia, de la Conadu-h  (PCR), Judiciales, Adunc. O sea, la otra pata del “pacto social” (la CTA autónoma) que firmaron las CTA con el gobierno de los Fernández. Esta es una muestra más de dónde termina la política del PCR de frentes “progresistas” con sectores de la burocracia.

Por otro lado, la “mafia” del sindicato petrolero, encabezado por Guillermo Pereyra, quien fuera senador y parte de la lista de Sobisch en su aventura electoral por la presidencia, intentó amedrentar la lucha de los trabajadores de la salud declarando que se movilizarían a las rutas para levantar los piquetes. “Le vamos a pedir amablemente que nos dejen transitar. No estamos amenazando a nadie, vamos a movilizar y darle la lección de cómo se hacen las cosas…” (La mañana del Neuquén, 23 de abril). Por supuesto toda esa verborragia no paso de las palabras, ya que fue repudiado masivamente.

Los autoconvocados: un gran ejemplo para todos los trabajadores que preocupa a los gobiernos y a las patronales

La firmeza de los autoconvocados fue la que impuso que el gobierno tenga que convocarlos a negociar. Para esto cada asamblea y en cada piquete se votaron los delegados, quienes participaban de esas reuniones, para después volver a la base que era la que resolvía. Un método de organización que es un gran ejemplo para el conjunto de trabajadores estatales y docentes de la provincia que vieron el nefasto papel de sus dirigentes.

Esta lucha no sólo muestra la firmeza de los trabajadores de salud, que han mantenido la huelga contra todo tipo de ataques y van ya por 19 días de piquetes, aguantando frio y lluvia, presión de punteros, camioneros, amenazas. También muestra que se puede hacer retroceder al gobierno que, aunque todavía no cedió totalmente a sus reclamos ya tuvo que retroceder varios escalones de su intención inicial que era dar solo un 15% de aumento. Esto deja al desnudo el poder que tendrían los trabajadores si las centrales sindicales no fueran correa de trasmisión de la política del gobierno y realmente organizaran una lucha en serio.

The good news is that most impotency cases can be treated and cured naturally even without prescription drugs like cheapest cialis india additional info. At the beginning of Von Dutch Company, he joined them and helped them valsonindia.com purchase viagra become a world famous brand. During this viagra online france time an enzyme called as cGMP is also activated. There are many other benefits of using nutritional antioxidant drinks, and the good news is that now you can get free viagra without prescription samples to use and experience its revolutionary effects towards rejuvenating your sexual health and life.Yes, you read it right; you can get free samples of the popular things you might like to check out.

Por el triunfo de los autoconvocados

Mientras escribimos este artículo se están desenvolviendo las negociaciones y pareciera que el conflicto está cerca de llegar a un desenlace.

Después de más de 40 días de huelga y más de 10 días de piquetes en varios puntos de la provincia, el gobierno cambio la táctica. Primero dejó esperando a los delegados de autoconvocados, después de un cuarto-intermedio del que nunca regresó. Y al otro día la burocracia de ATE anunciaba una movilización por recomposición salarial. En el acto de esa marcha Quintriqueo anunciaba un paro por tiempo indeterminado para que el gobierno lo atienda. Rápidamente el gobierno accedió y realizaron una reunión, pero donde los que se atribuían la representación de los trabajadores en lucha, era la burocracia de ATE.

Claramente el gobierno y la burocracia intentaban aprovechar el desgaste de una huelga tan prolongada para volver a meter a la burocracia como “negociadora”.

En “trámite express” el mismo gobierno que no tenía propuesta salarial en las anteriores negociaciones con autoconvocados, llevó a la reunión con la burocracia de ATE una propuesta de aumento. Aunque el aumento no está ni cerca de lo que reclamaban los autoconvocados, representa un retroceso del gobierno que había ofrecido un bono de 30mil pesos en tres cuotas, en negro. Ahora propone un aumento al básico que en marzo del 2022 completaría un “53%”, pero sobre el básico del salario de ENERO de 2020, es decir, solo al básico y en cuotas, en 6 tramos del 5% de aumento cada dos meses, en base a un salario ya devaluado.

En el escalafón general el básico es un tercio del salario, entonces ese porcentaje cae a la mitad y representa menos del 27% para 27 meses de acuerdo salarial. Mientras que de diciembre 2019 (fecha último ajuste) a marzo 2021, la inflación fue del 51,2%. La inflación proyectada para los 27 meses, que incluye esta acta, es cercana al 100%.

El tiro salió por la culata

Este manoseo del gobierno generó indignación en los autoconvocados que, ya apenas informaron los resultados de la reunión (domingo 25/04) anunciaban que seguramente las asambleas lo rechazarían y así fue. Pero al parecer a la burocracia de ATE no le fue bien con la maniobra de querer hacer aprobar la propuesta del gobierno, ya que al día siguiente anunció que suspendía la asamblea que evaluaría la propuesta, para pedir al gobierno una reunión en donde se acortaran los tramos. Y en las últimas horas del lunes 26, el gobierno se reunió nuevamente con la burocracia de Ate para proponer acortar a diciembre de este año los tramos de aumento. Está en marcha seguramente el intento de la burocracia de cerrar el conflicto en una “única” asamblea convocada para su aprobación. Algo que supone una maniobra burocrática de control de la reunión para imponer su política.

Una perspectiva para la situación de crisis que estamos viviendo

Al margen de los resultados de esta importante lucha, esta huelga ya ha dejado varias conquistas. Por un lado, la perspectiva de un método de lucha que rompe con las trabas que la burocracia impone para disciplinar a los trabajadores en el marco de la política gubernamental. Los trabajadores de salud han organizado en asambleas de los lugares de trabajo, con delegados mandatados y piquetes y acciones directa como forma de lucha. Esto ya de por sí es un importante ejemplo para el conjunto de los trabajadores que estamos sufriendo la misma política: salarios de miseria, precarización laboral, ajuste.

Leave a Reply