¡¡Con la gran movilización obrera y popular los chubutenses tiraron abajo la Ley de zonificación!! No bajar la guardia; Centralizar la organización de la lucha para responder ante las maniobras de Arcioni

Hace unos días, el 15 de diciembre, en una sesión convocada de improviso y a espaldas del pueblo, la legislatura de la provincia de Chubut aprobó el proyecto de zonificación minera.

La iniciativa oficial resistida por los trabajadores y el pueblo chubutenses, habilitaba la minería de plata, cobre y plomo, en algunas zonas de la provincia, como Telsen y Gastre.

El miembro informante en la sesión de la legislatura, y quien cerró el debate, fue el diputado del Frente de Todos Carlos Eliceche, presidente de la comisión de Desarrollo Económico, Medio Ambiente y Recursos Naturales, expuso que la iniciativa responde “a un pedido del presidente Alberto Fernández para que la minería se desarrolle y existan inversiones”. (Télam digital)

A partir de la aprobación de la ley, los trabajadores y el pueblo chubutense se vienen movilizando masivamente todos los días, en la capital Rawson, y en todas las ciudades importantes: Trelew, Puerto Madryn, Comodoro Rivadavia, y cortando rutas fundamentales como la 40. A las manifestaciones populares se sumaron los trabajadores estatales con paro general por tiempo indeterminado,  y los trabajadores vinculados a la pesca: los portuarios y marítimos, cuyos sindicatos también reclaman contra un proyecto de ley de pesca, que planea implementar el gobierno. Los trabajadores de estos sindicatos también cortaron las rutas de acceso a Puerto Madryn y Rawson. El mismo día de la sanción apurada, las manifestaciones que llegaron a la casa de gobierno exigiendo que se derogue la ley de zonificación, fueron duramente reprimidas por la policía provincial. Como respuesta los manifestantes prendieron fuego a una parte de la casa de gobierno.

El gobernador Arcioni y su vice Sastre. estaban dispuestos a todo para conseguir sus objetivos y lograr que se imponga la megaminería. Pero, como denunció una asambleísta, “La megaminería no entra sin represión en ningún lado, y acá nos tuvieron toda la noche a los tiros”.  Por eso en defensa de los intereses de las mineras imperialistas y los socios capitalistas locales, han dado vía libre a la policía para reprimir, perseguir y detener manifestantes, dejando decenas de heridos y detenidos. Están haciendo en Chubut lo mismo que hicieron en abril en Andalgalá, Catamarca, metiendo represión y procesamiento judiciales para derrotar la lucha contra las mineras.

¿Qué establece la ley de zonificación?

La zonificación minera estaba contemplada en la Ley 5001, que prohibía la actividad con uso de cianuro y a cielo abierto en la provincia. Como dice el refrán popular “Hecha la ley, hecha la trampa”. El proyecto de zonificación, aprobado de apuro, delimita a los departamentos Telsen y Gastre como los lugares a desarrollar la actividad minera en la provincia, sin la utilización de cianuro.  La ley aprobada asegura que los métodos para explotar plata, cobre y plomo del yacimiento no usará cianuro, PERO… lo hará con un método que es igualmente nocivo: con el uso del xanato y la policriamida, dos reactivos de alto potencial contaminante.

Como muchos sabrán, la megaminería se utiliza para extraer minerales diseminados y muy inaccesibles. Básicamente consiste en dinamitar la corteza terrestre y con enormes cantidades de agua y químicos separar los minerales de la roca. La explotación minera demandará millones de litros de agua por segundo, poniendo en peligro la disponibilidad para el uso humano de este recurso vital.

La empresa minera Pan American Silver, a cuya medida fue sancionada la ley, podrá explotar los minerales y cuencas hidrogeológicas de la meseta central; de esta manera el territorio para la megaminería será de 40000 km, el 75% de la cuenca del río Chubut, afectando de lleno a las ciudades de Trelew y Rawson, pero su contaminación también repercutirá en los pueblos situados en su cuenca media e inferior.

El río Chubut provee el principal abastecimiento de agua para toda la provincia, actualmente en emergencia hídrica por la bajante, que es una consecuencia del cambio climático generado por la contaminación que las empresas capitalistas producen a nivel mundial, para seguir enriqueciéndose.

Si a ello se le suman las cantidades descomunales de agua que consumirá y contaminará a la actividad minera, la situación se hará crítica, y por supuesto será más sufrida por los vecinos de los barrios populares y los trabajadores.

A diferencia del cuento que nos quieren hacer creer los capitalistas de estas empresas y sus gobiernos, la megaminería no genera muchos puestos de trabajo, y las condiciones laborales a las que son sometidos estos trabajadores son muy perjudiciales para su salud.

Las grandes mineras “vienen” al país con discursos de progreso económico para la zona, con promesas de trabajo y prosperidad para la población, pero traen sólo flexibilización laboral, destrucción ambiental y de la salud de quienes habitan cerca de las mineras y son explotados por éstas.

Las megamineras, prometen reinversión en la economía, pero en acuerdo con los gobiernos patronales, se llevan absolutamente todos los dólares generados. Se calcula que quedan en el país sólo el 3% de los dólares generados a costa de nuestro trabajo, nuestros recursos y nuestra salubridad. El mismo CONICET asegura que la ley tiene un “alto riesgo ambiental” y es de muy baja “transformación de la matriz económica”.

Men want to last longer in bed and in viagra cheap generic an anxiety to perform well they end up with an unsatisfied sex. Sildenafil citrate can be found by the name of Kamagra, generico levitra on line http://cute-n-tiny.com/cute-animals/fennec-fox-3/ etc. These devices have the ability to increase the sexual desire cheapest cialis of men. It not only helps men overcome the effects of erectile dysfunction in your life with the ample of viagra canada cute-n-tiny.com medications available to cure the disorder.

EL Gobierno de la burguesía y las Mineras

La identidad de clase entre los gobiernos que han pasado (incluyendo el de CFK que vetó la ley de glaciares), queda bien evidenciada con la defensa de la megaminería. A ninguno de los partidos políticos del régimen le importa realmente lo que sucede con el medio ambiente y la salud de la población. Para reestructurar deudas con los fondos de inversión privados como Black Rock, permiten producir un mayor impacto nocivo sobre el medio ambiente a las grandes empresas extranjeras en las que este fondo tiene acciones como la Barrick Gold o la Silver. Estos son los intereses que defienden realmente el gobierno de Fernández-Fernández, y Arcioni (que responde a la línea de Massa), los de las grandes multinacionales contaminantes y no los del pueblo y los trabajadores como dicen.

Esto que está pasando en Chubut no es un hecho aislado, al contrario, es una clara expresión de la política del gobierno nacional y la oposición patronal de Juntos por el Cambio.

El gobierno de los Fernández está buscando que El Nuevo Acuerdo Federal Minero firmado por Macri y los gobernadores, reemplace la ley minera que está en vigencia desde 1993 (sobre los detalles de este acuerdo, https://causa-obrera.org/2021/03/20/la-ley-de-zonificacion-y-la-megamineria-en-chubut/)

En enero, Alberto Fernández se reunió con el gobernador de Chubut. Y tal como lo dijo el diputado peronista Carlos Eliceche -que impulsó la aprobación de la ley antipopular-,  el propio Fernández avaló el Plan de Desarrollo Productivo, que incluye la ley zonificación minera defendida por Arcioni y Sastre. Ya en diciembre del año pasado el presidente declaraba: “En Chubut hemos logrado que en la zona de la meseta podamos explotar oro y plata. Allí está nuestra riqueza y eso es abrirnos al mundo con inteligencia”. Es decir, está dispuesto a entregar parte de este territorio y otros a las grandes mineras, a pesar de haber hecho una campaña política a favor del cuidado del planeta.

En marzo, cuando quiso aprobarse este mismo proyecto, el amplio rechazo generado en la población y su movilización hizo que tenga que posponerse. Ahora, después de afirmar que no retrocedería ante nada, tras varios días de contundente movilización obrera y popular, y la paralización de la provincia por los trabajadores, Arcioni declaró que respetaba a quienes se habían manifestado en estos días (aunque la represión sufrida demuestre lo contrario) pero que impulsaría un plebiscito a nivel provincial para “escuchar -todas- las voces del pueblo”.

Es decir que, Arcioni, se vio obligado por la movilización a convocar nuevamente a la legislatura en la cual esta mañana se aprobó la derogación de la ley aprobada hace seis días, lo que constituye ¡¡un primer gran triunfo obrero y popular!!

Sin embargo, quedó flotando la maniobra del plebiscito, que podría servir de engaño electoral, para poner a la población menos consciente -haciéndoles falsas promesas, dividiendo a los trabajadores, utilizando el cuento de los puestos laborales y las “ventajas” para el crecimiento de la región-, en contra de los trabajadores y el pueblo que viene movilizado desde hace años contra las mineras contaminantes.

Por eso, no hay que dormirse con este importante gran triunfo parcial de la lucha obrera y popular.

Para contrarrestar cualquier maniobra gubernamental, es importante fortalecer la unidad y la organización de la lucha y la movilización obrera y popular, eligiendo delegados para coordinar la organización entre todos los sectores de los trabajadores (estatales, portuarios, marítimos, etc.) y asambleas populares, y para que la lucha tenga una dirección que la unifique. La unidad de los trabajadores y el pueblo chubutense debe discutir también la preparación y organización de su autodefensa, para hacer frente a la represión del gobierno de Arcioni y las patotas de la burocracia sindical vinculadas al gobierno, lo que seguramente volverá a ocurrir si hay que darle continuidad de las acciones de lucha. Por otra parte, hay que reclamar la libertad de todos los detenidos e impedir su judicialización o la de otros participantes en las movilizaciones.

La caída de la ley minera, es un gran paso adelante en la lucha para atacar el problema de raíz, que es la forma de producción capitalista: No es solo el gobierno de los Fernández, ni sus intereses comunes con el de Arcioni-Saste, estrechamente vinculados a los intereses de las mineras y otros negocios, como los de la pesca y de la explotación petrolera, gestionados por Cristóbal López, “el amigo” de Cristina FK.  Mientras la economía siga en manos del capital, es imposible que beneficie a los oprimidos y explotados. Porque las ganancias empresariales aumentan a costa de la la explotación y la contaminación. Por eso, la lucha contra la megaminería, que es sólo una parte de la lucha contra la depredación del planeta, debe estar unida a la lucha por la revolución socialista, por instaurar un Gobierno de Trabajadores, solo a través del cual los trabajadores y el pueblo pobre, los únicos que no explotamos el trabajo ajeno y que no lucramos a costa del maltrato a nuestro planeta, podamos planificar la economía y así poner fin a la explotación de los trabajadores y la depredación de la naturaleza por el capital.

Daniel H. y Elsa C.

Partido de la Causa Obrera, 21-12-2021, 13 horas

Leave a Reply