Conflicto en el ex Policlínico de Gomara de Villa Gdor. Gálvez: No es un conflicto entre privados, es la salud de toda una ciudad la que está en juego

A fines del año pasado publicábamos en nuestra prensa una nota titulada “La salud de los trabajadores y jubilados es un negocio para las patronales”, a continuación se reproduce un fragmento:


“El nodo sur de la provincia de Santa Fe se encuentra en una situación de total abandono en todos sus aspectos, siendo la Salud de su población una de las más preocupantes ya que no se garantiza la atención sanitaria de alta complejidad ni en instituciones públicas ni privadas. Por ejemplo, en toda la zona sur de Rosario y Villa Gobernador Gálvez, no hay una sola sala de maternidad que funcione. En un radio donde viven aproximadamente 500 mil personas, en su gran mayoría trabajadores que quiera “dar a luz a su prole”, debe recurrir sí o sí al Centro de la ciudad. 

En este contexto, la clínica Cooperativa de Villa Gdor. Gálvez (único Sanatorio de la ciudad), hoy “administrada” por MASA (Medicina Ambulatoria SA), reproduce este esquema nefasto, mercantilizando la salud de los trabajadores de la ciudad. Si bien esta Clínica tiene pocos trabajadores, son cientos los que se atienden semanalmente en la misma, en una ciudad donde la inmensa mayoría son trabajadores, fundamentalmente del gremio de Carne, pero también metalúrgicos y muchísimos jubilados. Esto mismo sucede en Sanatorio que responde directamente a este Sindicato (zona sur de Rosario). 

Para garantizar sus increíbles ganancias, no invierten en ninguna mejora y mantienen a gran parte de sus empleados en el sistema de trabajo informal. Claro está que quienes les garantizan este modus operandi son la burocracia sindical de ATSA, el gobierno provincial y municipal que responden al P.S y el presidente de la cooperativa de luz de Villa Gdor. Gálvez, Enrique Gomara.”

Como era de esperar, estas políticas nefastas no llevaron a buen puerto a uno de los 2 efectores de salud con guardia de 24hs con los que cuenta la ciudad de Villa Gobernador Gálvez. El vaciamiento se concretó y 66 trabajadores quedaron sin su fuente laboral. Por otra parte en esta clínica se atendían todos los jubilados afiliados al PAMI radicados en la ciudad y en localidades aledañas (aproximadamente 7200 personas), como así también afiliados a otras obras sociales y ciudadanos particulares. El cierre de este efector representa para toda esta población la pérdida de un servicio sanitario con internación, guardia de 24hs, quirófano, unidad de terapia intensiva y métodos de diagnósticos por imagen de mediana y alta complejidad (tomografía, resonancia magnética, ecografía, rayos x, etc.) quedando así la tercera ciudad de la provincia dependiendo solamente de un SAMCo.

Ante la irrupción pública del conflicto, los partidos que forman parte del Estado tratan de acomodarse políticamente en la situación electoral vigente disputándose los votos entre sí. Todos proponen reuniones y reconocen las condiciones que cumple el policlínico para la ciudad, pero nadie se compromete.

Partiendo de la situación objetiva y concreta del problema, tomemos cual es el rol del gobierno provincial y municipal ante la problemática de la salud. Bonfatti durante su gestión presentó el año pasado un proyecto de ley de salud:” Esta ley parte de reconocer la salud como parte de un derecho humano inalienable. Esa es su virtud más importante” que tiene como objetivo “concreto de universalizar y garantizar la protección y cuidado de todos los habitantes de Santa Fe”. O sea, concluyendo, su intención es garantizar la protección y el cuidado de la salud de todos los habitantes mediante un sistema público, que respete los principios de gratuidad, integridad, equidad, universalidad, accesibilidad y de participación de toda la comunidad.  La demagogia del poder ejecutivo choca de frente contra la realidad que exigen los trabajadores; de que el gobierno provincial o el municipal se haga cargo de la  clínica Gomara, que se garanticen todos los puestos de trabajo, la antigüedad y salarios atrasados, poniendo a disposición un efector de salud a la altura de todos los jubilados y trabajadores de nuestra ciudad.

There are many ways to cialis discounts check out to find out more purchase discount vitamin supplements. For others, you can take it any time generic cheap viagra you are experienced by anxious situations. It is levitra order prescription a FDA approved pharmaceutical product and widely used by people suffering from erectile problems. There are numerous people buy viagra in bulk who are faced with the problem of ED.

Un servicio de estas características es estratégico para una ciudad que posee cerca de 100.000 habitantes. Un efector capaz de realizar diagnósticos con métodos como la tomografía axial computada es fundamental para la trazabilidad epidemiológica de ciertas patologías de alta prevalencia en la población, algo que se perdería al realizarse en la ciudad de Rosario, ya que raras veces se cuenta con contrareferencias de los pacientes que son evaluados y tratados en la vecina localidad. Esto resulta de vital importancia para la georefenciación y el establecimiento de perfiles patológicos en las diferentes poblaciones que se ubican en la ciudad. Sin mencionar además la descompresión de los grandes centros asistenciales que dan turnos a 4 o 5 meses para estudios que pueden realizarse sin mayores inconvenientes en la ciudad, resultando en una reducción del costo del servicio para la persona que debe trasladarse grandes distancias para realizarse dicho examen.  

     ¿Y ATSA el sindicato de la salud?

   El sindicato de la salud dirigido por Martino busca encontrar la solución más propicia a sus intereses, esto quedó demostrado en múltiples ocasiones. Partiendo de la base no se hicieron presentes en el comienzo del conflicto, tampoco reconocen la organización de los trabajadores a través del comité de lucha, que fue elegido democráticamente por los compañeros, así como también organiza a espalda de los trabajadores reuniones en el ministerio de trabajo. 

 Esto quedó expuesto en la denuncia realizada a través de los medios por las amenazas y aprietes realizados impidiendo la entrada de los trabajadores en el mismo ministerio, dejando en evidencia la complicidad del sindicato, el empresariado y los funcionarios públicos.

  
Por eso desde el PCO debemos explicar al total de los compañeros de la clínica, que el problema sólo puede encontrar una salida en tanto y en cuanto se garantice la salud de todos los habitantes de VGG siendo esta clínica estatizada bajo control de sus propios trabajadores y no como les quiere hacer creer la Burocracia que “este es un problema entre privados”. O sea, un negocio que se paga con vidas. 

Las vidas de los trabajadores y el pueblo pobre no es un problema de propiedad privada. Llamamos a la construcción de un partido revolucionario, por un gobierno de los trabajadores QUE GARANTICE UNA SALUD ACORDE A NUESTRAS NECESIDADES Y QUE EXPROPIE A LOS GRANDES HOLDINGS DE LA MEDICINA PRIVADA INSTAURANDO UN SERVICIO SANITARIO UNICO, GRATUITO Y DE CALIDAD.

Leave a Reply